1 William Wauer (alemán, 1866-1962)
Máscaras, c. 1930, óleo sobre lienzo
CRP139

Nace en Oberwiesenthal (Sajonia, Alemania). Estudia en la Academia de Dresde y luego en Berlín y Munich. Desde 1888 vive en San Francisco, Nueva York, Viena, Roma, Leipzig… Es editor, crítico de arte, editor e ilustrador; publica la revista mensual Quickborn. Desde 1900 se dedica al teatro. En 1912 se une a Der Sturm (en 1918 expondrá sus esculturas) y empieza a trabajar como director de cine con películas como Richard Wagner (1913) o Der Tunnel (1914-1915). Es conocido sobre todo por obras expresionistas como el busto monumental de Herwarth Walden, símbolo del radicalismo formal del modernismo alemán. En 1924 funda la Internationale Vereinigung der Expressionisten, Kubisten, Futuristen und Konstruktivisten, prohibida en 1933. En 1941 los nazis clasifican su arte como «degenerado» y se le prohíbe ejercer; no expondrá sus esculturas, pinturas y grabados hasta después de la guerra. Enseña en el centro de educación de adultos de Berlín Occidental y es miembro del consejo de administración de la Verband der Berliner Bildenden Künstler. En 2011 se presenta la muestra William Wauer und der Berliner Kubismus en el Georg Kolbe Museum (Berlín); en 2016, el Kunstmuseum de Berna lo incluye en Modern master: Degenerate art.

 

2 Edmond van Dooren (belga, 1896-1965)
Autorretrato, 1917, óleo sobre lienzo
CRP061

Pintor y diseñador gráfico, nace en Amberes. En 1911 ingresa en la Real Academia de Bellas Artes de Amberes, donde sorprende por su osadía cromática. Sus primeras obras, de 1914, son paisajes impresionistas en plein air. Pero le interesa más la forma que el contenido; en la Academia entabla amistad con Jozef Peeters; en 1916-1919 tienen una común pasión por representar metrópolis futuristas; estas pinturas prefiguran las imágenes de la película Metrópolis de Fritz Lang (1927). Cultivan también un tipo de estilo simbolista y romántico relacionado con su adoración por la música de Wagner. Influido por Robert Delaunay, la obra de Van Dooren se hace cada vez más abstracta. En 1918 funda con Peeters el grupo Arte Moderno, del que foman parte Cockx, Léonard y Maes; establecen contacto con Der Sturm y organizan tres congresos de arte acompañados de exposiciones. Utiliza la técnica del grabado al linóleo, que favorece la abstracción geométrica. Sin embargo, su arte evoluciona hacia unas visiones de una utopía futurista, a menudo impregnadas de veneración por la máquina. Su imaginería futurista prefigura muchas películas de Spielberg. Expuso en Breda y Amberes (1956 y 1963); desde los años 70 se ha incluido obra suya en numerosas exposiciones sobre la vanguardia belga, entre las que destaca Modernisme. L’art abstrait belge et l’Europe (Museo de Bellas Artes de Gante, 2013). Tiene obra en dicho museo y en el de Amberes, entre otros.

 

3 Roger van Gindertael (belga, 1899-1982)
Dos árboles y una escalera, 1929, óleo sobre lienzo
CRP179

Nacido en Bruselas, es el hermano mayor del también artista Jean-Emile Van Gindertael, más conocido como Jean Milo. En 1915 inicia su formación artística en la Academia de Bruselas con el pintor académico Herman Richir. Le influyen los expresionistas flamencos; se decanta por el paisaje y la figura. Cultiva también la crítica de arte; es cofundador de la revista Hélianthe y colabora, entre otras, en La Nervie, revista franco-belga de arte y literatura. En 1942 presenta una muestra en Marsella y en 1943 se traslada a París, donde desarrolla su propio estilo y muestra su admiración por los pintores fauvistas y cubistas. En 1928 es incluido en el grupo Joven Pintura Belga. En los años 50 y 60 se centra en la crítica, escribe numerosas reseñas -en especial del movimiento abstracto de la posguerra- y organiza exposiciones. Publica artículos y libros sobre creadores como Modigliani, Ensor, Oscar Gauthier, Nicolas de Staël y Hans Hartung.

 

4 Roger van Gindertael (belga, 1899-1982)
La fábrica, 1930, óleo sobre lienzo
CRP180

 

5 Roger van Gindertael (belga, 1899-1982)
La glorieta gris, 1930, óleo sobre lienzo

 

6 Roger van Gindertael (belga, 1899-1982)
La cita, 1929, óleo sobre lienzo
CRP178

 

7 Roger van Gindertael (belga, 1899-1982)
La ventana del marinero, 1927, óleo sobre lienzo
CRP175

 

8 Roger van Gindertael (belga, 1899-1982)
Paseo por el bosque, c. 1927, óleo sobre lienzo
CRP174

 

9 Roger van Gindertael (belga, 1899-1982)
El terraplenador, 1927, óleo sobre lienzo
CRP176

 

10 Roger van Gindertael (belga, 1899-1982)
Los tres juglares, 1928, gouache sobre papel
CRP177

 

11 Marc Eemans (Belgian, 1907-1998)
La estrella de la alianza, 1958, yeso pintado
CRP165

Pintor, poeta y crítico belga de arte; nace en Termonde (Bélgica). Mientras estudia en la Academia de Bellas Artes de Bruselas conoce a Victor Servranckx, que le enseña los principios del arte no figurativo. A los 15 años entra en el grupo de vanguardia belga 7 Arts. Sus primeras y revolucionarias obras son assemblages constructivistas y pinturas no figurativas meticulosamente equilibradas en solemnes y sutiles armonías de color, que prefiguran las de Mark Rothko. En 1925 empieza a alejarse del arte no figurativo y se convierte en el primer pintor surrealista de Bélgica, antes de Magritte. Exponiendo con Salvador Dalí entabla amistad también con miembros de la Societé du Mystère, grupo surrealista belga. Sus pinturas de este período se inspiran en las cualidades espirituales de los prerrafaelitas, los románticos alemanes y los simbolistas. En 1939 expone en los Indépendants en el Stedelijk Museum de Ámsterdam. Desde entonces sus obras se han exhibido en muchos lugares, entre ellos el Museo de Bellas Artes de Gante y el Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York. Como poeta y escritor colaboró con la revista surrealista Distances, que dirigía desde París Camille Goeman, primero en ocuparse de la obra de Dalí. Antaño en el meollo mismo de los acontecimientos ideológicos del grupo surrealista, decidió abandonarlo para desarrollar sus experiencias en solitario, pero mantuvo la amistad con Goemans, Magritte y Mesens. Su obra se conserva en colecciones públicas como las de los Museos de Bellas Artes de Bélgica en Bruselas y Amberes.

 

12 Marc Eemans (belga, 1907-1998)
La estrella de la alianza (concha azul) 1958, yeso pintado
CRP164

 

13 Emiel Poetou (belga, 1885-1975)
Retrato del poeta holandés J. Louecteneurg, c. 1940, yeso patinado
CRP198

Escultor belga. Nace en Gante en 1885; estudia en la Real Academia de Bellas Artes de Gante con J. van Biesbrowck Jr. y en la de Bruselas con Van der Stappen. En 1912 recibe el Gran Premio de la Academia de Gante. No busca la belleza sino la expresión, mostrar lo que le conmueve: la  inquietud social y la serenidad religiosa; hay en su obra una fuerza contenida. Se cuenta entre los escultores que quieren liberar su arte de su papel ancilar; la escultura pura es su objetivo y su estilo es severo, incluso adusto. La guerra lo hizo reflexionar profundamente; quería crear una epopeya, un Evangelio de la Paz con Cristo en su centro. Con él, la escultura flamenca encuentra nuevas posibilidades para el futuro. Junto con Wijnants de Malinas y Jespers de Amberes, un tercer modernista flamenco vino a reclamar un lugar en la escultura moderna. Entre sus figuras, estilizadas y cortadas en planos, destacan las de Cristo y la Virgen arrodillándose, así como sus cabezas con tres ojos, dos narices y a veces tres bocas, imagen de la Trinidad; hay que mencionar también animales como una magnífica pantera.

 

14 Karl Hofer (alemán, 1878-1955)
Agnuzzo (Ticino), c. 1940, óleo sobre lienzo
CRP197

Nace en Karlsruhe (Alemania); estudia en su Academia Estatal de Bellas Artes y le influye Arnold Böcklin. Entre 1900 y 1903 viaja a París y Roma. En 1904, el Kunsthaus Zurich presenta su primera individual. En 1908 y 1913 vive en París; le inspiran Cézanne y Hans von Marées, pero se pasará al expresionismo fuera de los grupos dominantes, con su personal impronta poética y toque clásico. Trabaja con figuras y suele repetir los mismos motivos en diferentes y osadas variaciones. Durante la I Guerra Mundial es detenido e internado en un campo de prisioneros en Francia durante tres años. Finalizada la contienda, se traslada a Suiza y en 1919 regresa a Berlín, en cuyo Instituto de Artes Pictóricas enseña de 1920 a 1923, año en que es nombrado miembro de la Academia de las Artes de Prusia. En 1928 presenta una retrospectiva en la Kunsthalle de Mannheim, en la Secesión de Berlín y en la galería de Alfred Flechtheim en la misma ciudad. Con la subida de los nazis al poder en 1933 es despedido. Más de 300 cuadros suyos son retirados de colecciones privadas y algunos expuestos en la muestra Arte degenerado. En 1938 recibe el primer premio del Carnegie Institute (Pittsburgh). En 1945 asume la dirección de la Escuela de Bellas Artes de Berlín, mientras sigue pintando; refleja sus experiencias en ambas contiendas, el horror y la locura de la guerra. Su obra forma parte de importantes colecciones privadas y públicas dentro y fuera del país. Hay obra suya en el museo de Winterthur, Museo Nacional Bávaro de Munich, Ludwig de Colonia, Kunsthalle de Mannheim, Detroit Institute of Arts, Städel de Frankfurt y Deutsche Bundesbank, en esta misma ciudad.

En una limpieza del cuadro apareció una cruz gamada que se había cubierto en un momento que se desconoce. El camión en que se encuentra parece un transporte nazi y alude quizá a las detenciones; se diría que el expresionismo de los colores de las casas y el cielo reflejan el espanto de una ciudad aterrada. Agnuzzo es una pequeña localidad del cantón suizo Tessin o Ticino, durante la II Guerra Mundial en la frontera con la Italia fascista, a pesar de lo cual acogió numerosos refugiados.

 

15 Prosper de Troyer (belga, 1880-1961)
Críticos y abogados, 1925, óleo sobre tríplex
CRP170

Nace en Destelbergen (Bélgica). Estudia en la academia Sint-Lucas en Oostakker; se une al movimiento socialista y en 1900 hace el servicio militar en Malinas y se matricula en clases nocturnas en la Academia de Bellas Artes, con Rik Wouters como compañero. El posimpresionismo y el fauvismo marcan su trabajo inicial. En 1917 entra en el círculo de artistas Doe Stil Voort, que promueve el diálogo entre creadores flamencos, y expone en la sala Aeolian de Bruselas. Tras la guerra se interesa por las vanguardias, especialmente por el futurismo, y empieza a escribirse con Marinetti. Sus pinturas de esa etapa se caracterizan por grandes zonas de color, formas geométricas y una intensa sensación de velocidad y movimiento; entra en sus cuadros el ritmo ajetreado de la ciudad. Desde 1920 evoluciona hacia la abstracción, con una paleta más suave. En 1920 y 1922 participa en los Congresos para el Arte Moderno. En 1922 regresa a la figuración; la familia, el paisaje y la temática religiosa son sus temas. Construye cuerpos con formas geométricas -cilindros, esferas y triángulos- en un estilo expresionista muy particular, no exento de cierto sarcasmo. En los años 30 su arte se vuelve más crítico y sombrío. Hay obra suya en museos de Bruselas, Amberes, Gante, Malinas y Ostende. Destaca la retrospectiva Prosper De Troyer. Schilder in beweging (Prosper de Troyer. Pintor en movimiento), organizada en 2013 en el Centro Cultural Lamot de Malinas.

Firmado y fechado en el ángulo inferior izquierdo: Pr. De Troyer 1925. Procedencia: adquirido por Hippolyte Fierens-Gevaert (1870-1926) por 10.000 francos belgas en la exposición Prosper de Troyer, Cercle Royal Artistique, Littéraire et Scientifique d’Anvers, Amberes, 1925. Fierens-Gevaert fue el primer conservador jefe de los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica en Bruselas; como delegado oficial de Bélgica para las Bienales de Venecia entre 1907 y 1926, este último año seleccionó a Prosper de Troyer para representar a su país. Vendido en la subasta Hippolyte Fierens-Gevaert, Galerie Georges Giroux, Bruselas, 1951, lote n° 77 (Vitters en Raadgevers). Expuesto también en Le peintre De Troyer, Á la vierge poupine, Bruselas, enero de 1926, n° 9. Según Kurt De Boodt, experto en De Troyer, esta muestra fue organizada por el gran poeta vanguardista belga Paul Van Ostaijen. Se ha  expuesto en Prosper de Troyer Schilder in beweging, Stedelijke Musea, Malinas, julio de 2013, n° 23.

Los análisis que se han hecho del cuadro responden a su título original neerlandés, Vitters en raadgevers (Críticos y consejeros). De Troyer desconfiaba de los críticos de arte y de los marchantes, pues creía que dictaban a los artistas cómo tenían que pintar. Kurt De Boodt piensa que el personaje de la derecha podría ser Paul Colin o Gustave Van Hecke, críticos; la mujer del fondo tal vez la segunda esposa del artista, Germaine De Wilde; y el niño su segundo hijo, Hubert. La escena muestra al artista rodeado de varios consejeros y oyendo casi atemorizado las teorías más subversivas y fantásticas de los consejeros. Quiere sobre todo expresar su estado de ánimo destacando que el artista inteligente, trabajador e investigador es capaz de realizar una obra sin consejos de amigos ni de enemigos, y que sólo aislándose de la multitud puede crear obras personales. El color realza singularmente la fuerza de este fresco humorístico.

 

16 Honoré Daumier (francés, 1808-1879)
Conversaciones de abogados o Dos abogados, década de 1860/860s, óleo sobre tabla
CRP007

Nace en Marsella. Caricaturista, pintor y escultor especialmente célebre por sus dibujos y grabados satíricos, en los que caricaturiza la política y la sociedad francesas de su tiempo. Estudia con Alexandre Lenoir, un discípulo de David. Durante 40 años trabaja como caricaturista en París; ejecutará unas 4.000 litografías y otros tantos dibujos. En 1832 el rey Luis Felipe ya no tolera sus sátiras y lo manda un tiempo a la cárcel. En 1848 empieza a pintar al óleo en un estilo tempranamente impresionista que influye en su producción grabada; crea la pintura de costumbres y da protagonismo a la misma crítica social que sus litografías. En 1871 es miembro de la Comuna de París; esos últimos años ya no trabaja, pues está casi ciego.

Los abogados, jueces y jurados figuran, incluso con marcada preferencia, entre los numerosos tipos que son blanco de su mordaz ingenio entre los años cincuenta y setenta ya sea utilizando pintura, acuarela, dibujo a lápiz o tinta, o litografía. Esta obra (de la que existe en colección privada neoyorquina un dibujo a lápiz, pluma y acuarela) pertenece al grupo de los coloquios privados, en los que se muestran relajados y a menudo producen la impresión de hallarse entregados a manejos turbios, siempre en provecho propio y en perjuicio del cliente, a quien, en una proeza de talento narrativo, podemos ver como la víctima de un sistema injusto, en la conclusión de un historia que se puede deducir del aire de altivez y desprecio del letrado, con frecuencia de rasgos buitrescos. Para acentuar esta apariencia siniestra, el artista aprovecha la mancha informe de la negra toga. La otra modalidad es la de los abogados actuando ante el tribunal o saliendo de la sala, escenas todas ellas de gran efectismo por su gestualidad grandilocuente, tras la cual se adivina una retórica inflada y engañosa; algunas parecen bocetos para una composición más grande. La mayoría de las escenas contienen dos o tres figuras.

 

17 Karl Schmidt-Rottluff (alemán, 1884-1976)
Casas al borde del caminio, 1931, óleo sobre lienzo
CRP035

Pintor y grabador celebrado por sus paisajes y grabados expresionistas, nació en Rottluff (Sajonia, Alemania) y empezó a estudiar arquitectura en Dresde, donde conoció a Kirchner y a Heckel. En 1905 ambos se trasladan a para estudiar y pintar; juntos formaron el grupo expresionista Die Brücke y presentaron su primera exposición en Leipzig. Añade a su nombre el de su población natal, Rottluff. En obras como Día de viento (1907) deja ver la transición de su estilo temprano al maduro de obras como Autorretrato con monóculo (1910), caracterizado por atrevidos colores disonantes. En 1911 se traslada a Berlín; numerosas obras de este período revelan su nuevo interés por el cubismo. Cuando los nazis suben al poder se le prohíbe pintar y es expulsado de la Academia Prusiana de las Artes; en 1937 se retiran de los museos muchas de sus pinturas y se incluyen algunas en la exposición Arte degenerado. En 1947 es contratado como profesor en la Universidad de las Artes de Berlín. Alemania le homenajea con numerosas retrospectivas y en 1956 recibe la medalla Pour le Mérite, la más alta distinción de Prusia. En 1964 es el principal promotor del Brücke Museum de Berlín, inaugurado en 1967 con las obras donadas por él y otros miembros de grupo. Sus obras pueden verse en el MoMA, Los Angeles County Museum, Muscarelle Museum of Art (Williamsburg), Museum am Theaterplatz (Chemnitz), etc.

 

18 Sam Dillemans (belga, 1965)
Autorretrato, 2004, óleo sobre lienzo
CRP283

Nace en Lovaina (Bélgica). Vive y trabaja en Amberes. Apasionado por la literatura y el arte, comienza a pintar en 1979, a los 14 años, tras descubrir la obra de Van Gogh. Entre 1984 y 1991 se forma en la Academia de Arte de Lovaina y en la de Tourcoing, en el norte de Francia. Posteriormente da clases de dibujo en la Real Academia de Bellas Artes de Amberes. En su trabajo es esencial la investigación de pintores antiguos como Rubens, Rembrandt o Turner, que adapta a su propio estilo de pinceladas oscuras y expresivas. Destacan sus retratos de pintores y escritores y su serie dedicada a los boxeadores. En 1994 presenta Belleza clásica en el Museo Real de Bellas Artes (Amberes) y después participa en individuales y colectivas en distintos museos y galerías. En 2016 inaugura con una retrospectiva su propio espacio, la Sala de Exposiciones Sam Dillemans en Amberes. En 2018 presenta Adiós a todo eso. Pinturas de la Gran Guerra, una muestra compuesta por retratos de comandantes, pilotos de combate, escritores y poetas que sirvieron en la I Guerra Mundial.

 

19 Edmond Vandercammen (belga, 1901-1981)
Retrato de hombre con pipa, c. 1925, óleo sobre lienzo
CRP171

Pintor y poeta en lengua francesa, nace en Ohain (Bélgica). Se forma en la Academia de Bellas Artes de Bruselas y es un activo participante en la vanguardia belga. Expone en París con Flouquet en 1920 y con Bracusi en 1927; en 1929 participa en la Exposicion de Arte Abstracto. Colabora con Magritte en la revista 7 Arts. Con Flouquet funda el Journal des Poètes en 1930. Traduce a poetas españoles como Lorca, Neruda y Lope; a finales de esa década deja la pintura por la poesía. Es elegido miembro de la Academia de la Lengua y Literatura Francesas de Bélgica y en 1977 recibe el Gran Premio Internacional de poesía. Su pintura pasó inadvertida hasta la década de los ochenta: en 1981 y 1987 se organizaron sendas retrospectivas de su obra y después exposiciones internacionales. Su estilo es típico de la escuela belga de pintura moderna. Primero es cubista y colorista; luego se acerca al surrealismo pero conserva elementos cubistas y también deja ver reminiscencias del arte africano tradicional.

 

20 Maria Mela Muter (polaca, 1876-1967)
Retrato de Robert Rey, c. 1917, óleo sobre lienzo
CRP067

Nace en Varsovia, en el seno de una rica familia de comerciantes judíos; es la primera pintora judía profesional de Polonia. En 1892 asiste al centro de dibujo y pintura para mujeres de Milosz Kotarbińsky. En 1901, casada con el escritor Michel Mutermilch, marcha a París y prosigue su formación en la Académie de la Grande Chaumière y la Académie Colarossi. En 1902 empieza a exponer su obra en el Salón de París. Es miembro de la Société Nationale de Beaux-Arts y de la Société des Femmes Artistes, dentro de un privilegiado grupo de mujeres en el que se encuentran Suzanne Valadon, Berthe Morisot y Marie Laurencin. Presenta muestras individuales en las galerías José Dalmau de Barcelona (1912), Chéron (1918) y Druet (1926 y 1928) en París, y en Polonia en la Sociedad para el Fomento de las Bellas Artes (1923). Durante la ocupación alemana de Francia en la II Guerra Mundial se esconde en el sur del país. Se la suele relacionar con la Escuela de París, pero su estilo, inspirado en Whistler, Van Gogh, Gauguin, Cézanne, Picasso y Severini, tiene un sello muy personal y combina posimpresionismo y expresionismo. Reconocida retratista de élite, entre sus modelos destacan Rodin, Diego Rivera, Erik Satie, Ravel y Rabindranath Tagore. En 1953 se presenta en París una retrospectiva de su trabajo.