NOTA DE PRENSA

27 DE MARZO DE 2019

NOTA DE PRENSA

27 DE MARZO DE 2019

El Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha (CORPO) abre sus puertas en su primera sede de Toledo

El coleccionista de arte Roberto Polo ha subrayado que “este museo es la culminación de un sueño maravilloso. Y no es un museo franquicia o previsible, sino el fruto de una mirada, la mía; la mirada de un historiador, un connoisseur y descubridor”.

El director artístico de la muestra, Rafael Sierra, ha explicado que la Colección Roberto Polo trae al convento de Santa Fe de Toledo la obra de 171 artistas, “entre los que algunos son consagrados y visionarios, pero todos necesarios para comprender la evolución artística de los últimos cien años y los derroteros del arte actual”. 

El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, anuncia cuatro días de puertas abiertas al público en el museo a partir de mañana.

Toledo. 27 de marzo de 2019.- El Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha (CORPO), ubicado en el antiguo convento de Santa Fe de Toledo, será inaugurado esta tarde en presencia del presidente de la comunidad, Emiliano García-Page, el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ángel Felpeto, el coleccionista Roberto Polo y una miríada de artistas internacionales cuya obra está expuesta entre los muros de lo que fue un palacio califal en el siglo IX, posada de reyes castellanos y caballeros de la Orden de Calatrava tras la Reconquista, y, a partir del siglo XVI y por orden de la reina Isabel la Católica, convento de las comendadoras de Santiago. A los artistas internacionales de Colección Roberto Polo se unirán el creador valenciano, Miquel Navarro, cuyas obra pueden disfrutarse en el exterior del recinto y en el espacio de las excavaciones arqueológicas, además del pintor toledano Rafael Canogar y el escultor Juan Garaizabal, presentes en la muestra.

Durante la mañana, en presencia de los patronos de la Fundación Colección Roberto Polo, el museo ha sido presentado a los medios de comunicación por el consejero Ángel Felpeto, el director artístico y fundador del museo y el coleccionista, Rafael Sierra, y el coleccionista Roberto Polo.

Rafael Sierra ha declarado que “el proyecto ha supuesto una inversión de unos 1.200.000 euros, y con él se han recuperado espacios antes cerrados, como la capilla de Belén, o la iglesia del antiguo convento, que había sido convertida en un salón de actos y que ahora recobra su esplendor arquitectónico y su sentido espiritual”. Y ha añadido que la colección tiene “la singularidad de cubrir los vacíos que hay en los museos españoles en el importante capítulo de las vanguardias históricas del norte, centro y este de Europa en sus diversas tendencias, el surrealismo y los realismos de nuevo cuño”.

“El relato que ofrece la Colección Polo se inicia con ejemplos de artistas del XIX con escasa o nula presencia en nuestro país, y se cierra con una amplia representación de artistas contemporáneos, activos en la segunda mitad del siglo XX y lo que llevamos del XXI. En esta primera etapa, la Colección Roberto Polo nos trae la obra de 171 creadores, entre los que algunos son consagrados y visionarios pero todos, necesarios para comprender la evolución artística de los últimos cien años y los derroteros del arte actual”, ha añadido. El museo, que desde este inicio de su andadura ya ha merecido el reconocimiento como Sotheby´s Preferred Museum, una distinción que le introduce en la red de los 350 museos destacados por la firma Sotheby´s en el mundo, la Sotheby’s Museum Network (SMN), será accesible al público a partir de mañana en jornada de puertas abiertas hasta el próximo domingo.

Roberto Polo ha puesto el broche final a la presentación subrayando que “este museo es la culminación de un sueño maravilloso. Y no es un museo franquicia o previsible, sino el fruto de una mirada, la mía; la mirada de un historiador, un connoisseur y descubridor, que nada tiene que ver con la de un coleccionista recién llegado o un nuevo rico interesado en almacenar productos del arte que coticen en el mercado. A mí me interesa el arte y su historia, que en muy raras ocasiones coincide con lo que expone y vende el mercado del arte. Y es mi voluntad que esta cesión se convierta en una donación definitiva: solo espero que la Junta haga un buen trabajo, que no sean funcionarios sino gente con vocación y formación quienes cuiden las obras y difundan su valor”.

El coleccionista presentó a su relevante patronato, en el que figuran personalidades internacionales del universo museístico como Daniel Alcouffe, conservador general honorario del Museo del Louvre; Michel Draguet, director general de los Museos reales de Bellas Artes de Bélgica; Thomas Föhl, director de Klassik Stiftung Weimar o el arquitecto Sergei Tchoban, y a continuación hizo hincapié en lo que este museo significa para España. “Es el retorno del arte flamenco, que en Toledo reencuentra el origen del arte abstracto, que está en la cultura árabe. Las vanguardias flamencas (aquí recuperadas) fueron pioneras de la evolución histórica del arte en el siglo XX. Yo espero que este museo reciba la contemplación detenida que merece el enigma del arte, en contraposición a la mirada instantánea e irreflexiva que se produce en una feria mercantil”.

La presentación concluyó con un recorrido por los 16 espacios expositivos en los que se reparten los cerca de 8.000 metros cuadrados que ocupan la colección permanente y la exposición temporal, dedicada en esta primera ocasión al artista belga Warner Mannaers, y situada en la parte superior de la nave de crucero del contiguo Museo de Santa Cruz.